#5 Grabando ando: registrando las vocalizaciones de las aves de Chile

Foto: Gabriela Contreras

El canto de las aves es, sin duda, uno de los elementos más carismáticos de estos emplumados animales. Su capacidad vocal, las notas y la belleza de sus melodías han sido una gran fuente de deleite e inspiración para las personas.

Dentro de las aves de Chile hay grandes cantantes. Algunas de ellas destacan en el arte de la imitación como la Tenca; por poseer particulares estilos como la Turca y el Chucao, y otras por la complejidad de las vocalizaciones que emiten como el Tordo, el Jilguero austral y el Chercán. También las hay más silenciosas, como la dormilonas, o como los jotes y el Cóndor (que aunque carecen de la síringe, órgano vocal de las aves, emiten sonidos de otras formas).

A pesar de que siempre hemos disfrutado del canto de las aves y que el avance de la tecnología facilita su registro, todavía hay un mundo por descubrir. Hay especies en Chile que no tienen grabada ninguna vocalización, y para muchas de ellas no tenemos su repertorio completo o no sabemos si existe variabilidad geográfica (como por ejemplo conocemos con el Chincol, ave muy común en nuestro país).

Pero ¿de qué nos sirve grabar el canto de las aves?

Para muchos ámbitos del estudio de las aves, contar con diversas grabaciones de sus sonidos es esencial. ¿Cómo varían las vocalizaciones a lo largo del año? ¿qué tan extenso es su repertorio? ¿cuáles son las diferencias entre macho y hembra? ¿hay diferencias regionales? ¿cambian los cantos en ambientes antropizados como ciudades? entre muchas otras preguntas. Además, en la actualidad se están desarrollando nuevas técnicas de muestreo a partir de grabaciones de sonidos, para lo cual es necesario contar con repertorios completos.

También el análisis de las vocalizaciones es una herramienta útil en taxonomía, lo que permite describir nuevas especies. Aun en una época marcada por el análisis genético, los archivos de sonidos de plataformas de ciencia ciudadana son usados para estudios taxonómicos, como ha ocurrido con las becacinas o los churrines recientemente.

Para mejorar el conocimiento sobre nuestras aves y descubrir algunos de los misterios que esconden sus cantos, te invitamos a participar de la siguiente manera:

  • Comienza a grabar con tu celular vocalizaciones de aves. Puedes guiarte con esta nota para mejorar la calidad de tus grabaciones, y empezar con las aves de tu patio, jardín o barrio.
  • Añade las grabaciones a tu listado de eBird, para que así queden disponibles en Macaulay Library, o súbelas a la plataforma Xeno-canto.


e bird
La Chiricoca
Facebook ROC