Noticias

“Pishing” y “playback”: ¿hacer o no hacer?

Una técnica bastante utilizada por los observadores de aves para lograr ver algunas especies terrestres son los “llamados” o “playback” (aunque estrictamente, playback es llamar a un ave con la grabación de su propio canto).

Estos consisten en la reproducción del canto de una especie, lo que permite que los individuos se acerquen a defender su territorio ante este “intruso virtual”.

Este debe ser utilizado con mucha cautela, pues los individuos pierden tiempo y energía al defender su territorio. Adicionalmente, si utilizamos excesivamente el “playback” en un mismo lugar, los individuos pueden abandonar su territorio al sentir que existe un individuo –invisible, por lo demás—que no logran espantar.

Si decides utilizar “playback”, recomendamos que sea como máximo por 2 minutos por especie en un sector. Considera además los siguientes resguardos:

  • Usa un volumen moderado
  • No lo uses “a diestra y siniestra” (piensa en una especie en un lugar preciso)
  • Nunca lo utilices con alguna especie que presenta problemas de conservación

Los llamados usualmente provienen de bibliotecas digitales, las cuales pueden venir de cd’s (el más clásico es el fabricado por Guillermo Egli), de la página de Xeno-canto (http://www.xeno-canto.org) o de grabaciones propias de los observadores de aves.

Por otra parte, el “pishing” es considerado menos invasivo que las llamadas. Llamamos por “pishing” al uso repetitivo de un sonido realizado con la boca “pshh pshh pshh” ante el cual algunas especies se acercan a evaluar qué es lo que pasa en su entorno y nos permite observarlas.

Por Fernando Medrano