Inicia programa de educadores y centinelas ambientales en Mataquito – Huenchullamí, región del Maule

El pasado 14 de enero en playa La Trinchera comuna de Curepto se dio inicio al programa de Educadores y Centinelas Ambientales en el contexto de una iniciativa desarrollada por la ROC, el Programa de Soluciones Costeras y la Agrupación Defensa y Conservación Maule Mataquito (ADEMA), que busca relevar la importancia de los ecosistemas costeros presentes entre las desembocaduras de los ríos Mataquito y Huenchullamí en las comunas de Licantén y Curepto.

Como parte de la ejecución de actividades in situ, que además incluyen instalación de señalética y monitoreo de éxito reproductivo del pilpilén común, el pasado sábado 14 de enero el coordinador local Patricio Guerrero se reunió con un grupo de voluntarios que respondieron a nuestra convocatoria a amantes de la naturaleza que quisieran contribuir a sensibilizar y dar a conocer la importancia de estos ecosistemas y las amenazas que los afectan.

Es así como entusiastas de las comunas de Curicó, Hualañé, Licantén y Curepto, que previamente fueron capacitados con sesiones de humedales costeros, aves playeras y amenazas, y habilidades comunicacionales,  se reunieron en playa La Trinchera para una primera actividad-acción de inducción en el sitio.

Con un stand, instalado en los accesos al Camping Municipal de Curepto y en particular en la entrada de la playa se dispusieron a informar, educar y abordar el paso de vehículos motorizados a la playa. Esto, junto a señaléticas alusivas a esta problemática instaladas por el gobierno local anteriormente. Allí, se informó a los visitantes sobre la presencia y características de aves playeras y los efectos que camionetas, motos y otros vehículos motorizados pueden provocar con su paso sobre dunas y playas, tales como el aplastamiento de huevos y atropello de polluelos y adultos.



Además, junto a voluntarios y voluntarias se realizó una aproximación a la observación de aves con una caminata hacia la desembocadura del río Huenchullamí en donde se pudo observar una importante diversidad de especies que dependen de estos ambientes, tales como pilpilenes, pitotoyes, perritos, gaviotines elegantes y gaviotas como Cáhuil y de Franklin.



El programa de Educadores y Centinelas Ambientales se desarrollará durante el verano en distintos puntos del sitio Mataquito-Huenchullamí, en la que voluntarios y voluntarias tendrán el rol de mapear, denunciar irregularidades, entregar información y materiales gráficos a vecinos y asistentes, así como también en restaurantes, servicios de alojamientos y ferias veraniegas, montando así una campaña que busca dar a conocer la rica biodiversidad presente en estos ecosistemas y contribuir a la reducción de las amenazas que los afectan.

Desde la ROC, el programa de Soluciones Costeras y ADEMA, agradecemos intensamente el entusiasmo y compromiso de quienes se han unido a esta iniciativa y esperamos que puedan seguir acompañándonos en nuevas actividades del proyecto en Mataquito – Huenchullamí.

e bird
La Chiricoca
Facebook ROC