Gran cantidad de polluelos de golondrina de mar negra en las colonias de Arica

Cada mes un equipo de la ROC se traslada a las pampas de Arica para estudiar la actividad reproductiva de la golondrina de mar negra, evaluando amenazas y otras variables.

Este pequeño petrel, pasa casi toda su vida en alta mar, volando a tierra firme solo para reproducirse con movimientos nocturnos. La reproducción ocurre en salares, en donde utilizan cavidades para hacer sus nidos, manteniéndose seguros de depredadores y de la dureza climática del desierto. Es una especie que se encuentra en la categoría de <En peligro> debido a numerosas amenazas tales como la contaminación lumínica, proyectos energéticos, tránsito de vehículos y basura.

En Arica, lugar en el que se encuentran algunas de las colonias más importantes para esta especie, la época reproductiva se inicia entre abril y mayo cuando las parejas comienzan a ubicarse en sus nidos, y termina entre enero y febrero cuando los volantones ya capaces de emprender el vuelo, lo abandonan.

Cada pareja pone solo un huevo -característica propia de los Procellariformes- y es incubado por aproximadamente 45 días.

En la actual temporada (2023-2024), el primer huevo fue registrado en el mes de junio y al mes siguiente, la primera cría. Durante el mes de agosto se registraron varias crías de entre 0 y 1 mes, que se ven como bolitas de plumón gris, luego los de entre 1 y 2 meses irán tomando una forma más alargada y aparecen sus primeras plumas en las alas, por último, entre 2 y 3 meses tendrán una apariencia similar a la de un adulto, pero aún con presencia de plumón en la corona, pecho o abdomen.

Ya casi sin plumón y con sus plumas de vuelo completas, el volantón (ave que comienza con sus primeros vuelos), está listo para emprender su primer viaje al mar, que se produce al anochecer, momento en el que quedan expuestos a la desorientación producto de la contaminación lumínica. Esto provoca una desviación de su ruta y muchas veces una caída en la ciudad, lo que los expone a peligros como gatos, perros, atropellos, entre otros. Sin ir más lejos, sólo en la última temporada de volantones en Arica 3000 ejemplares fueron rescatados. Sin duda una cifra alarmante.

Por ello, invitamos a la comunidad a conocer esta especie y sumarse a las acciones de la ROC, la Ilustre Municipalidad de Arica y organizaciones amigas que trabajan por la conservación de esta amenazada especie.

Un buen instrumento, publicado recientemente por la ROC, Oikonos y la Oficina de Protección de la Calidad del Cielo Del Norte de Chile es la Guía Para Una Iluminación Amigable Con Aves Marinas en Chile . Descárgala de manera totalmente abierta y gratuita.

e bird
La Chiricoca
Facebook ROC