2 de febrero Día Mundial de los Humedales

Foto: Sharon Montecino

Fue un 2 de febrero de 1997 cuando en Ramsar, Irán, se firmó la Convención para los Humedales, dando cuenta de la importancia de estos ecosistemas. Desde allí, se conmemora año a año como el Día Mundial de los Humedales. En la actualidad, este hito busca crear conciencia sobre la crítica situación en la que se encuentran estos ambientes, y la urgencia de tomar medidas para su conservación.

“Inseparables: agua, humedales y vida”, la consigna del 2021

En un mundo donde se utilizan 10.000 millones de toneladas de agua por día, y su consumo aumenta cada año, la crisis hídrica aparece como una problemática global. Por ello, el lema de este año da cuenta de la relación entre la conservación de los humedales y la existencia de algo tan esencial como el agua.

Los humedales son superficies que, ya sea de forma temporal o permanente, están cubiertas de agua. La existencia de estos ambientes entrega diversos beneficios, como proporcionar un refugio para distintas especies de flora y fauna, ser un sitio de recreación y conexión para las personas, además de ser una barrera natural contra marejadas y maremotos y ser una fuente de almacenamiento y provisión de agua.

A pesar de su rol esencial para la vida, los humedales están desapareciendo aceleradamente. Según Ramsar, desde 1900 se han perdido el 64% de los humedales a nivel global, mientras que el último informe de IPBES en el 2019 aumentaba esta cifra a un 87%, siendo la situación aún más desalentadora. Amenazas como los cambios de uso del suelo, el desarrollo de infraestructura y contaminación son algunos de los factores que los han llevado a este delicado estado.

Humedales en Chile

Alrededor de un 6% del territorio nacional corresponde a humedales. De ellos, 13 son categorizados como Sitios Ramsar.

Lamentablemente, la situación de estos ambientes en nuestro país no dista mucho de la situación global, ya que gran parte de nuestros humedales se encuentran fragmentados, amenazados y desprotegidos. Sin embargo, existen iniciativas que buscan poner en valor estos ecosistemas, como el Plan Nacional de Protección de Humedales 2018-2022 impartido por el Ministerio del Medio Ambiente, que tiene como objetivo conservar los humedales del país a través de la creación de áreas protegidas que garanticen su conservación. En esa línea, últimamente se han declarado Santuarios de la Naturaleza a 23 sitios con humedales, abarcando más de 200.000 hectáreas. Si bien lo anterior presenta un avance en la conservación de los humedales a nivel nacional, muchos de los Santuarios no cuentan con condiciones mínimas para su protección, por lo que se hace necesaria la existencia de un Plan de Manejo y proyectos de administración e infraestructura que acompañen su categoría de protección

Humedales Urbanos

De las más de 5 millones de hectáreas de humedales en Chile, 500 mil corresponden a humedales ubicados en zonas urbanas. Este tipo de humedal ha pasado desapercibido por mucho tiempo, de hecho, antes del año pasado, no se encontraba definido en la Ley de Bases Generales de Medio Ambiente ni estaba considerada en los instrumentos de planificación urbana.

Esto cambió con la entrada en vigencia de la Ley 21.202 de Humedales Urbanos, oficializada a fines de noviembre del 2020. Esta, además de lo anterior, otorga el rol a los Municipios de declarar como humedal urbano sus cuerpos de agua e indica que todo proyecto que busque emplazarse en áreas con presencia de este tipo de humedal, deberá someterse al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental, avanzando así en la protección efectiva de estos ambientes.

Desafíos

La relación entre humedales y vida es clara. Trabajar en la conservación de estos ecosistemas significa, entre otras cosas, aumentar la disponibilidad de agua de forma natural, lo cual, por cierto, es una de las problemáticas más críticas a nivel nacional. Es indispensable visibilizar y poner en valor su situación e importancia para tomar acciones concretas y urgentes para su conservación

La celebración de la ROC

Durante toda esta semana las redes sociales de nuestra organización fueron el escenario de una serie de publicaciones en la que mostramos 6 distintos humedales en los que la ROC emprende acciones de conservación, educación y monitoreo. El primero de ellos fue el humedal de la desembocadura del río, luego las Salinas de Huentelauquén y posteriormente los humedales de Mantagua, desembocadura río Maipo y Batuco. La finalización de esta serie será el domingo con una publicación que detalla brevemente los objetivos de los Censos Neotropicales de Aves Acuáticas, un esfuerzo de monitoreo coordinado por la ROC hace más de 10 años en nuestro país.

e bird
La Chiricoca
Facebook ROC