Exitosa jornada de CNAA en las costas de Atacama

Cada verano se desarrollan los Censos Neotropicales de Aves Acuáticas tanto en Sudamérica como en diversos puntos del país y Atacama no es la excepción, a través de conteos de aves esta iniciativa se constituye como parte de una estrategia de monitoreo a largo plazo. En este contexto, el pasado mes los socios locales se trasladaron hacia los humedales costeros de Copiapó, Caldera y Huasco para continuar con este esquema de monitoreo que la ROC aplica históricamente.

Cinco fueron los sitios visitados incluyendo cuatro humedales costeros de desembocadura: Desembocadura del Río Copiapó, Caleta Totoral, Carrizal Bajo y la Desembocadura del Río Huasco y un humedal de playa: Calderilla. Todos considerados humedales de gran relevancia ecológica para la biodiversidad de la región, en especial para la avifauna del Desierto de Atacama. Con la reciente declaración como Santuario de la Naturaleza de la desembocadura del Río Copiapó y Carrizal Bajo se hace prioritario contribuir desde acciones ciudadanas al fomento de su cuidado debido a que se encuentran en permanente amenaza, principalmente por la presencia de perros, residuos y alto tráfico de vehículos 4×4. 

La jornada incluyó tanto el día viernes 18 y sábado 19 de febrero la participación de los directores de la ROC, Ivo Tejeda y César Piñones, quienes se reunieron con socios locales de la organización como Bianca Gugguiana, Eduardo Opazo, Valentina Ulloa, Álvaro Parra, Daniela Pastén, Carolina Chacón y Diego Rojas, quienes con gran entusiasmo participaron activamente, resultando una gran jornada de aprendizajes y renovación de compromisos con la avifauna del desierto.

Cabe mencionar que durante el recorrido se logró observar una notable mejora del humedal de Carrizal Bajo con graves problemas de eutrofización. Gracias a las medidas implementadas por diversas instituciones públicas, se logró observar mejor estado de transparencia del espejo principal de agua al igual que mayor abundancia de peces. La reciente instalación de un cerco a la entrada del humedal ha permitido reducir notablemente el tráfico de vehículos hacia la zona de playa. La desembocadura del Río Huasco por otra parte mostró un aumento en la extensión de su cuerpo de agua, recuperándose de la apertura de canales desde la desembocadura hacia el mar que drenaron gran parte del agua, intervención irresponsable e ilegal que se desarrolló durante el año pasado.

Los humedales del desierto costero son considerados lugares claves de descanso y alimentación para una gran diversidad de especies tanto residentes como migratorias y constituye el límite norte para especies como los cisnes coscorobas o siete colores, es por ello que su protección adquiere gran relevancia. En esta oportunidad se logró observar un total de 25 especies para Carrizal Bajo, 35 especies para la desembocadura del Río Copiapó, 33 especies para la desembocadura del Río Huasco y 25 para Calderilla. 

En el futuro los socios ROC en Atacama planean continuar con esta importante labor de levantar datos de la avifauna local y sumar más sitios de la región, siendo necesario despertar el interés de más ciudadanos que deseen colaborar con este tipo de actividades y con ello destacar la relevancia ecológica de nuestro desierto por sobre la idea que lo cataloga como un lugar carente de vida. Lamentablemente, por temas de contingencia sanitaria el CNAA en Atacama no ha podido ser abierto a todo voluntario, pero se espera que esta situación cambie en las próximas versiones para sumar a la comunidad.

e bird
La Chiricoca
Facebook ROC