Exitoso censo de invierno en la Bahía de Coquimbo

Foto: bandada pilpilén común y gaviota garuma - Saskia Hostens

En el contexto del Manomet’s Flyways Program, en el que se enmarca el proyecto “Acciones de conservación de aves playeras y sus hábitats en cuatro sitios críticos de Chile”, profesionales, socias/os y amigos/as de la ROC desarrollaron un extenso censo de aves en la bahía de Coquimbo.

El pasado 8 de julio un equipo de profesionales de la ROC se trasladó hasta la región de Coquimbo para realizar un censo de invierno en la bahía de Coquimbo junto a integrantes de la ONG local Redaves y socios ROC de la región. Esto, con el objetivo de registrar la diversidad y abundancia de aves en toda la bahía, con énfasis en aves playeras, para obtener información que insume la declaración del lugar como un sitio de importancia regional de la Red Hemisférica de Reservas para Aves Playeras (RHRAP). En este contexto, de forma previa al censo también se desarrolló una virtuosa reunión en la que representantes de Redaves y de la ONG Elqui Verde compartieron una distendida conversación con los miembros ROC respecto al estado de la bahía, sus amenazas e iniciativas de conservación biológica.

Además, se discutieron allí los eventuales límites del área que será postulada como un sitio RHRAP y otras consideraciones útiles para integrar el expediente del sitio representando las observaciones de organizaciones y comunidades locales.

Los Censos

El censo, al igual que en la versión estival, fue realizado por 4 equipos que recorrieron un total de 19 kilómetros contando las aves presentes en cuerpos de agua con vegetación palustre y vegetación baja, así como en playas de arena y campos de dunas con distintos porcentajes de cobertura vegetacional entre el humedal Punta Teatinos por el norte y playa Changa por el sur, incluyendo los humedales de la desembocadura del río Elqui y El Culebrón.

Resultados

El conteo arrojó un total de 36 especies de interés (aves acuáticas y playeras) con 4.729 individuos. En estas cifras destacan la presencia de 11 especies de aves playeras, de las cuales 4 corresponden a migratorias néarticas que se presentaron en bajas abundancias, como es de esperar durante el invierno austral.

En relación a otras aves playeras, también fueron registrados perritos (Himantopus mexicanus), queltehues (Vanellus chilensis), pilpilenes negros (Haematopus ater), chorlos de collar (Charadrius collaris), chorlos nevados (Charadrius nivosus) y chorlos chilenos (Charadrius modestus). Los registros más destacados correspondieron al pilpilén común (Haematopus palliatus), puesto que se consignó la presencia de un total de 635 individuos, que corresponden a más del 1% de la población biogeográfica de la subespecie pitanay. Gracias a aquello, esta ave insignia de la ciudad de La Serena, que destaca por su plumaje y colorido pico, vaticina transformarse en la razón por la que la bahía de Coquimbo contará con un nuevo reconocimiento internacional.

Se trata de la designación “Sitio de importancia regional”, figura otorgada por la Red Hemisférica de Reservas para Aves Playeras (o WHSRN por sus siglas en inglés) que corresponde al primer sistema hemisférico de reservas naturales en red cuyo objetivo principal es abogar por la protección de sitios críticos para este grupo de aves, como lo son sus áreas de reproducción, de invernada, de tránsito y escala durante sus migraciones.

Así, los resultados de las extenuantes jornadas de censo efectuadas durante el verano e invierno, representan excelentes noticias dado que la figura de la RHRAP no solo se traduce en un reconocimiento internacional, sino que también busca apoyar los procesos de conservación biológica en los sitios facilitando asesoría técnica, impulsando mejor gobernanza y promoviendo el apalancamiento de recursos para esfuerzos de investigación, manejo, difusión y acciones aplicadas a la conservación. Además, otorga posibilidades de fortalecer iniciativas ya emprendidas en los sitios y servir como una plataforma para la búsqueda de nuevas figuras de protección.

Agradecimientos

Agradecemos profundamente a quienes de manera entusiasta y desinteresada recorrieron numerosos kilómetros contando aves y haciendo más lúdica la jornada: Laura Valdivia, Roberto Villablanca, Felipe Méndez, Saskia Hostens, Marcelo Olivares, Benjamín Gallardo, Franco Villalobos, César Piñones y Sharon Montecino. También a Iván Fuentes, que se reunió con el equipo en representación de la ONG Elqui Verde compartiendo su valiosa experiencia en el territorio y visibilizando el interés común por su protección.

Agradecemos también a quienes desde el compromiso personal e institucional se encuentran apoyando la propuesta de designación de sitio RHRAP para la bahía de Coquimbo: GEF Humedales Costeros – Elqui y SEREMI de Medio Ambiente de la Región de Coquimbo.

e bird
La Chiricoca
Facebook ROC