#16 “Anda extraviado el chorlo nevado”

Foto: Vicente Pantoja

El chorlo nevado es una pequeña ave playera que se distribuye entre las regiones de Arica y Parinacota y Los Lagos, en ecosistemas costeros como playas, dunas, desembocaduras y planicies costeras. Mide menos de 17 cm de largo y, al igual que aves como el pilpilén común, se reproduce depositando sus huevos directamente sobre la arena, por lo que sus principales amenazas se relacionan con disturbios como el tránsito de vehículos por playas y dunas, la presencia de perros sin supervisión y actividades recreativas humanas.

Pese a su amplia distribución, es una especie poco abundante, con una población estimada que no supera los 2.000 individuos en el país.

En Chile, el norte grande presenta grandes extensiones de playas y planicies costeras -muchas de ellas de difícil acceso para las personas- como hábitat potencial para la reproducción, descanso y alimentación del chorlo nevado. No obstante, en la actualidad, registros que solían ser regulares en sectores de las regiones de Arica y Parinacota, Tarapacá y Antofagasta dejaron de serlo, encendiendo una alarma entre la comunidad ornitológica ya que se trata, además, de una especie clasificada en la categoría en Chile de acuerdo al Reglamento de Clasificación de Especies (RCE) del Ministerio del Medio Ambiente.

Debido al desarrollo de las ciudades costeras en el norte grande en las últimas décadas, así como la urbanización de caletas, la instalación de asentamientos industriales y la construcción de puertos, se ha ampliado la red de caminos costeros que facilitan el acceso a las playas, lo que ha sido acompañado por un crecimiento demográfico que demanda la búsqueda de nuevos balnearios para el esparcimiento de la población local y el turismo. Esto ha conllevado el deterioro de hábitats del chorlo nevado y con ello una alerta por comprender su situación en el norte del país, ante la evidencia de menores registros de la especie.

A raíz de esta situación surge el Desafío ROC Nº16 “Anda extraviado el chorlo nevado”, que busca levantar información sobre la presencia de esta especie en las tres regiones del norte grande del país. Para contribuir, te invitamos a:

  • Buscar activamente al chorlo nevado en las regiones de Arica y Parinacota, Tarapacá y Antofagasta, reportando tus hallazgos en la plataforma eBird.
  • Acompañar los registros de la especie con fotografías de los individuos observados, para garantizar su identificación y evitar confusiones con especies similares. 
  • Indicar en los registros, si corresponde, la presencia de nidos o crías, sin acercarse a los individuos ni interrumpir la actividad reproductiva.
  • Indicar en los registros, si corresponde, la presencia de amenazas evidenciadas.

En esta nueva versión de los #100 desafíos ROC, nos acompañan Peuquitas Chile, colectiva nacional con enfoque de género que trabaja activamente en la divulgación de las aves del territorio nacional. Por ello, en esta ocasión entregaremos premios entre quienes participen del desafío y cumplan los siguientes requisitos:

  • Subir una o más listas en eBird que registren la presencia de chorlo nevado en una de las regiones mencionadas.
  • Que el registro esté acompañado de archivo multimedia.

La ROC dispondrá de una Guía de Campo Biodiversidad de la Reserva Nacional La Chimba como premio mientras que Peuquitas, dispuso de una bolsa y una botella para quien cumpla los mismos requisitos descritos antes pero que sea mujer o perteneciente a alguna disidencia.

Los premios se sortearán en marzo, al finalizar el verano.

e bird
La Chiricoca
Facebook ROC