Proyectos
Participa
Participa
Participa

Comenzando el año en el Juncal

Este 2019 lo iniciamos con una salida ROC al Parque Andino Juncal, en la cordillera de la región de Valparaíso. Les compartimos este relato de Ismael Berwart, quien por primera vez participó de una salida ROC:

“El día sábado 12 de enero la ROC realizó una salida de avistamiento de aves de alta cordillera. El lugar escogido fue el Parque Andino Juncal, emplazado en la cabecera de la cuenca del río Juncal, tributario del Aconcagua. El parque en sí, es el valle que generó el avance del glaciar Juncal durante la última glaciación y es el hogar de distintas especies de aves como el periquito y el jilguero cordillerano, el pájaro plomo, el esquivo pato corta corrientes, rapaces como el aguilucho y por supuesto, con los andes bajo sus alas, el cóndor.

Antes de llegar se mostraban imponentes aguiluchos y cóndores volando sobre el Paso Los Libertadores. Al Parque Andino se accede justo antes del inicio de las famosas curvas de dicho paso, desviándose al sur, al valle del río Juncal.

El día estaba despejado y al final del valle las nubes se mostraban blancas, impolutas. El sol alternaba con ellas y cuando estábamos expuestos, sus rayos se hacían sentir. Lentamente se fueron dejando ver periquitos, golondrinas de dorso negro, mineros grandes y chincoles de canto singular. A medida que avanzamos, nuevas especies fueron apareciendo, el jilguero de la cordillera, el pájaro plomo y las dormilonas fueron parte de nuestros descubrimientos.

Mientras caminábamos el escenario se fue tornando sobrecogedor, El Parque Andino Juncal es dueño de una belleza paisajística inconmensurable, praderas verdes que bajan de montañas de colores, nubes al alcance de la mano, cumbres cubiertas por hielos eternos y vegas donde se ha visto al elusivo chorlo andino. Es también el lugar donde nace parte importante del agua que da vida al valle del Aconcagua, es por lo tanto un lugar sutil, de extrema belleza y fragilidad. Para muchos de nosotros el avistamiento de aves en parte se transformó en una excusa para poder disfrutar de todo aquello.

Al retorno de la caminata nos reunimos para compartir nuestros hallazgos. En ese momento se nos acerca el administrador del parque para contarnos que hoy, ese lugar que nos regala contacto íntimo con la montaña está amenazado. La gran minería busca explotar yacimientos de cobre y oro que existen en las cercanías del parque y pretenden hacer prospecciones al interior de este, poniendo en riesgo el suministro de agua de todos los seres vivos que habitan rio abajo y el hogar de muchas aves con un alto nivel de endemismo.

Para las personas que disfrutamos del avistamiento de aves y amamos la naturaleza es un imperativo aportar en la protección de lugares como este. En el caso del Parque Andino Juncal y sus aves, creo que la mejor forma de comenzar a hacerlo es visitándolo y socializando lo que está sucediendo. En el proceso te acompañarán aves únicas y extraordinarias, adaptadas a las duras condiciones que impone la montaña y que dependen de ella para su sobrevivencia. Periquitos de la cordillera, picaflores cordilleranos y cóndores son sólo algunos de los seres que habitan este maravilloso ecosistema que conocimos gracias a la ROC y que hoy, más que nunca, es vital conocer, disfrutar y difundir”.

Como siempre, subimos nuestros registros a eBird:

https://ebird.org/chile/view/checklist/S51684651

 

e bird
La Chiricoca
Facebook ROC
Comparte:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInEmail this to someone