Concluye proyecto escolar sobre humedales en Atacama

Foto: Carolina Chacón

Tras un año de trabajo pedagógico, las profesoras y socias ROC Carolina Chacón y Daniela Pastén del Colegio San Lorenzo de Copiapó, implementaron de manera remota una secuencia didáctica con 15 de sus alumnos de segundo básico, en relación a los humedales del Desierto de Atacama.

El proyecto tuvo como objetivo reconocer su relevancia ecológica de estos ecosistemas bajo un modelo de ciclo hidrosocial del agua.  En un proceso de varias etapas, niños y niñas junto a sus padres, fueron capaces de generar 25 preguntas que se abordaron bajo diferentes estrategias didácticas, las cuales generaron diferentes impactos en los y las participantes.

Ayahnai, alumna de la iniciativa comentó: “Aprendí que viven en los humedales muchas especies en la vegetación y que hay que cuidarlos de la actividad mala de los humanos porque botan basura, desechos tóxicos y pisan los huevitos que ponen las aves y así ya no puede seguir su ciclo de vida. Hay que limpiar y cuidar los humedales”. Al respecto, la madre de Ayahnai refuerza estos conceptos al evaluar que “el proyecto humedales ha sido muy beneficioso para nuestros hijas e hijos debido a que han aprendido lo importante de cuidarlos y el daño que puede llegar a provocar la basura e intervenciones que modifican estos ambientes. Nuestros hijos han creado conciencia de porque es importante cuidar y respetar el hábitat de los animales que viven en los humedales; tendremos adultos consientes de cuidar la flora y la fauna de nuestra región y país.”

En esta misma línea Daniela Hidalgo, apoderada de Antonia, otras de las estudiantes del proyecto sostuvo: “Estamos muy contentos con la evolución que ha tenido Antonia durante el año, tanto en lo académico como lo  personal. Ahora logra explicar de mejor forma sus ideas ya sean escritas como verbalmente. Con el proyecto humedales, tanto ella como la  familia hemos aprendido sobre flora y fauna de nuestra región y la gran importancia del correcto uso de las aguas y por supuesto el no contaminarlas.”

Más testimonios que generosamente han querido compartir con la ROC los apoderados del proyecto, manifiestan los alcances profundos de esta experiencia educativa.

Karen Lira (Apoderada de Ema): “Personalmente he podido ver el avance de Ema en cuanto a su forma de plantear interrogantes, el cuestionar y buscar respuestas. Está mucho más pendiente de su entorno, de los animales, insectos, los cerros, los humedales.  Ella me dice que el taller de ciencias es lo mejor y sus actividades son las más entretenidas, que aprende mucho y que quiere seguir siempre porque es una “niña científica”.

Marcela Mazo (Apoderada de Lucía): “En primer lugar quisiera decir que como padres siempre nos hemos preocupado mucho de transmitirle a nuestra hija el amor por la naturaleza y la importancia del cuidado del medio ambiente. Es por esto que el enfoque del taller de ciencias este año nos ha parecido muy asertivo, plenamente en línea con los aprendizajes significativos que como familia nos interesa inculcar en nuestros niños. Por otro lado, hemos visto gran interés por parte de Lucía hacia el taller de ciencias y las temáticas que en él abordan. He podido observar cómo se preocupa de preparar su clase con anticipación y participar activamente de las mismas, y estoy muy contenta por eso.”

Todos los aprendizaje de este experiencia escolar, se materializaron en la construcción participativa de un cuento en formato audiovisual, en donde se utilizaron títeres de dedo alusivos a fauna de humedales, para comunicar un relato referido a las amenazas que enfrentan estos ecosistemas, el cual puedes ver aquí.

Finalmente, a modo de actividad de generalización, se realizó junto a los estudiantes y sus familias, una visita a la desembocadura del Río Copiapó, en el marco del Día de La Gaviota, en donde se  pudo avistar parte de la avifauna con la que se trabajó durante el proyecto, compartir con miembros de grupos locales de conservación y realizar una limpieza de los hábitats del humedal.

Para la profesora Daniela “ser parte de este proyecto ha sido una oportunidad de aprendizaje tanto para nosotras como para los alumnos(as). Nos ha permitido conocer y valorar nuestro entorno, tomar el desafío de ser agentes de cambio para que la comunidad tome conciencia de la importancia de cuidar la naturaleza”.

Para cerrar esta nota, la profesora Carolina Chacón nos compartió también sus apreciaciones, las cuales son orientadoras para el accionar educativo de la ROC y toda institución que apela a la educación para la conservación: “Proyecto Humedales ha sido un trabajo importante de colaboración entre miembros de la Red de Docentes ROC, con profundos impactos, tanto en los niños y niñas del taller como en sus familias. Hemos podido abordar temáticas territorialmente significativas como lo son los humedales y la importancia de su conservación y cuidado como fuentes de vida en nuestra zona norte, todas temáticas que tienen que ser parte de la adecuación local del currículo nacional”.

e bird
La Chiricoca
Facebook ROC