Formando bandada: un trabajo con educadoras de Canela

Desde ya más de una década, la desembocadura del río Choapa y ecosistemas adyacentes adscritos al Sitio Ramsar e IBA Las Salinas de Huentelauquén en la comuna de Canela, han sido parte de las labores de monitoreo que realiza la ROC en favor de la conservación de las aves.

A la fecha, no sólo se ha generado información sobre las poblaciones de aves playeras y acuáticas a partir del desarrollo de diversos esquemas de monitoreo, sino que también se ha contribuido a los expedientes técnicos que fundamentan las figuras de conservación de este lugar y al desarrollo de acciones educativas con escolares y educadores de este territorio del norte semiárido de Chile.

En dicho contexto, la relación con la Unidad de Medio Ambiente de la Municipalidad de Canela se ha ido estrechando con el paso de los años y en la actualidad nuevos desafíos nos unen y motivan a trabajar conjuntamente. En este sentido y reconociendo el fundamental rol de la educación en todo proceso de conservación, desde mayo hemos iniciado un trabajo educativo denominado “Formando Bandada” con cerca de una veintena de educadoras de párvulos de la comuna de Canela, pertenecientes a distintos jardines infantiles y unidades educativas de dicha comuna y que son parte de los procesos de gestión ambiental municipal.

La propuesta formativa se ha fundado en un trabajo horizontal entre pares, teniendo como eje la reflexión colaborativa sobre la práctica pedagógica. Con un horizonte de trabajo de cuatro etapas (exploración de saberes, introducción de nuevos conceptos y procedimientos, estructuración de saberes y aplicación de los mismos), cada dos semanas se ha avanzado en reconocer intereses de capacitación, especies focales de aves para trabajar con párvulos y por sobretodo, establecer un objetivo pedagógico común relacionado con algunas variables de interés para las educadoras, tales como: 1) entregar aprendizajes significativos y pertinentes a las nuevas generaciones para avanzar en la conservación de la naturaleza, 2) construcción de un compromiso educativo que permita remirar los proyectos educativos institucionales, expandiendo el trabajo medioambiental y 3) elaboración de material didáctico y de difusión sobre los humedales y biodiversidad local.

Al respecto, Lenis Collao, directora del Jardín Infantil Semillas de Alegría de la localidad de Mincha Norte, quiso compartir con la ROC sus impresiones de este proyecto: “Espero poder participar constantemente en las jornadas, ya que me parecen muy importantes y podremos llevar lo adquirido a los aprendizajes de nuestros niños y niñas. Creo que lo que necesitamos es conocer los tipos de aves que habitan nuestro entorno cercano, para poder entregar estos conocimientos, con fundamentos, y dominio en el tema. Esperamos poder aprender y llevar a cabo estos aprendizajes, para que nuestros niños y niñas logren aprendizajes significativos y pertinentes en torno a su localidad. Nuestro sello va enfocado en que los niños y niñas puedan aprender de su entorno natural cercano, y en contacto con la naturaleza”.

En paralelo, educadoras del Jardín Infantil Las Ardillitas de Huentelauquén Norte, han liderado la instalación de señalética en puntos clave del Sitio Ramsar Las Salinas de Huentelauquén, como lo son la propia desembocadura del río Choapa y las charcas estacionales o humedales efímeros que se ubican en las planicies costeras de esta área protegida; todos ecosistemas que son parte de los monitoreos que realizamos como ROC en el sitio cuya información está disponible en eBird de manera abierta para educadores, investigadores y tomadores de decisiones.

En definitiva, estas acciones no sólo son un aporte al fortalecimiento de la acción pedagógica de cada establecimiento o la gestión ambiental municipal, sino que en sinergia, contribuyen a fundamentar el involucramiento de los actores locales en la conservación de la biodiversidad. Lo anterior se constituye en un paso fundamental para concretar una de las propuesta de la ROC hacia este territorio y comunidad local, que es la inclusión del Sitio Ramsar e IBA Las Salinas de Huentelauquén dentro de la Red Hemisférica de Reservas para las Aves Playeras (RHRAP).

Nuestro reconocimiento a las educadoras de los jardines Semillas de Alegría de Mincha Norte, Hormiguitas de Canela Baja, Las Ardillitas de Huentelauquén Norte, Oasis de Niños de Los Pozos, Tierras Lejanas de Los Rulos, Escuela de Canela Alta y Daniela González y Carol Castillo, profesionales de la Unidad de Medio Ambiente de la Municipalidad de Canela.


e bird
La Chiricoca
Facebook ROC