Celebración de la semana de las aves playeras en la desembocadura del Río Aconcagua

Foto: Marcelo Donoso

El pasado 10 de septiembre y en plena celebración de la semana de las aves playeras nos trasladamos hasta la desembocadura del río Aconcagua en Concón para la instalación de señalética referida a la nidificación de aves playeras y tránsito de vehículos en layas, humedales y dunas en el contexto del proyecto Playas Sin Autos.

En una gran gestión del grupo local “Cuidando el Nido” que trabaja por la protección y valoración de este humedal de la comuna de Concón, el viernes 10 de septiembre se realizaron múltiples actividades para la celebración del Día Mundial de las Aves Playeras. En ese contexto se convocó a la comunidad conconina a participar de dos actividades de observación de aves en la desembocadura del río Aconcagua. Una de ellas se realizó en el propio cuerpo de agua a través de kayaks facilitados por Ruca Aventura, en los cuales se recorrió el humedal reconociendo las aves acuáticas presentes en el lugar, así como también las amenazas que están afectando el estado del humedal.

Por otro lado, en paralelo se realizó una actividad de observación de aves “por tierra” recorriendo el humedal desde la orilla. En dicho recorrido se observaron alrededor de 20 especies, entre las que destacaron aves playeras migratorias neárticas como el zarapito común y el playero blanco, además de aves como el gaviotín sudamericano y la siempre imponente garza cuca.

Una vez finalizadas las jornadas de pajareo, el equipo de Cuidando el Nido, junto a alrededor de una decena de voluntarios y voluntarias hicieron instalación de señalética que busca comenzar a propiciar el ordenamiento territorial del humedal, el cual actualmente es prácticamente nulo, con actividades recreativas como turismo de sol y playa y cabalgatas escasamente planificadas cuyos impactos repercuten fuertemente en el estado de conservación del lugar.

En ese contexto la señalética instalada refiere a la nidificación de aves playeras como el pilpilén común y el chorlo nevado y a las actividades prohibidas en el área durante la época de reproducción. Asimismo, voluntarios y voluntarias instalaron señalética alusiva al tránsito de vehículos por playas, humedales y dunas, a la Orden Ministerial N °2 que prohíbe vehículos en estos ambientes y a cómo ingresar una denuncia a la Capitanía de Puerto ante una infracción (foto de portada).

A raíz de este pequeño paso en el ordenamiento y puesta en valor de este importante humedal surgió una buena noticia, ya que Marcelo Donoso, vecino de Concón y socio ROC, voluntariamente se ofreció a financiar 3 letreros más para el humedal, con foco en el descanso de aves migratorias.

Desde la ROC agradecemos al programa Humedales Costeros por permitirnos desarrollar este proyecto y extendemos el agradecimiento a Cuidando el Nido por organizar la actividad y a voluntarios y voluntarias por el entusiasmo y ganas de aportar. En la misma línea agradecemos a Ruca Aventura, por facilitarnos transporte, espacio y herramientas para el armado e instalación de señaléticas.

e bird
La Chiricoca
Facebook ROC