Nueva Estrategia Nacional de Conservación para las aves de Chile

Recientemente el Ministerio del Medio Ambiente (MMA) anunció que ya comenzó el proceso de elaboración de la Estrategia Nacional de Conservación de Aves 2020-2030, buscando que las poblaciones de aves del país se mantengan viables y continúen cumpliendo los diversos roles que ejerce este grupo de vertebrados en nuestros ecosistemas.

Se trata de una estrategia liderada por el MMA y desarrollada bajo la metodología de Estándares Abiertos, en la que participaran instituciones públicas y privadas de forma integrada, buscando establecer los lineamientos para la conservación de las aves de Chile y los ecosistemas que habitan. De forma indirecta también se espera que sus resultados beneficien a otros grupos, como mamíferos, reptiles, anfibios, peces, entre otros, con los que comparten hábitat. En ese sentido, la conservación de las aves y sus hábitats también beneficiará a comunidades humanas ya que se protegerá la provisión de servicios ecosistémicos como suministro de agua y control de inundaciones, en el caso de los humedales.

El panorama de las aves de Chile

En Chile se han registrado más de 500 especies, sin embargo el número de especies regulares ronda las 400. A pesar de que en comparación con otros países de la región la cantidad de especies de aves en nuestro país podría considerarse pequeña, son varias las particularidades que hacen de la avifauna nacional un elemento muy importante de conservar. Por ejemplo, más de la mitad de las especies de Albatros del mundo frecuentan nuestras costas y muchas de las especies nativas de Chile son exclusivas del cono sur de Sudamérica, siendo “compartidas” solo con Argentina, como los casos del Chucao, la Becacina grande y el Comesebo grande. Además, existen especies de aves endémicas de Chile que solo habitan en territorio nacional y en ninguna otra parte del mundo, como la Turca, la Perdiz chilena, el Churrete costero, y otras aves excepcionales de territorio insular como el Rayadito de más afuera.

Lamentablemente muchas especies de aves se encuentran bajo amenaza en nuestro país, y son diversas las fuentes de perturbación que las tienen en esa situación, como la introducción de especies exóticas/invasoras, cambio de uso de suelo, expansión urbana, proyectos industriales, energéticos y mineros, pesca incidental, actividades recreativas no planificadas, contaminación lumínica, entre muchas otras.

En ese contexto son varios los casos de aves amenazadas que resaltan en nuestro país. En el extremo norte de Chile, por ejemplo, tenemos al pequeño Picaflor de Arica, categorizado En Peligro Crítico de extinción, debido a la sustitución de árboles nativos por plantaciones agrícolas y la competencia con otras especies de picaflores. Asímismo, aunque en un marco más amplio de distribución, el Chorlo nevado, categorizado en la categoría Vulnerable, pone el acento en las constantes perturbaciones que vehículos, turistas y perros de vida libre ejercen en playas y dunas a lo largo de todo la costa, alertando sobre los problemas que esta y otras especies como el Pilpilén común tienen para reproducirse en dichos ecosistemas.

Por otra parte, aves que podemos ver constantemente y que en general son consideradas abundantes, como por ejemplo, el Pelícano de Humboldt, categorizado en Casi Amenazada, demuestran que a pesar de no estar tan presionadas como para clasificarlas en una categoría de amenaza (Vulnerable, En Peligro y En Peligro Crítico), pronto podrían estarlo si no se toman medidas y acciones para su conservación.

Finalmente, y pese a que algunas especies estén clasificadas en categorías como Preocupación Menor, es igualmente importante darles protección a ellas y sus hábitats, de manera que sus poblaciones, a pesar de no estar actualmente amenazadas, se mantengan viables.

El rol de la ROC

Desde el año pasado nuestra organización ha trabajado para impulsar esta estrategia, buscando que sea un proceso formal y con una amplia participación. Asimismo, en el proceso de elaboración que se inició recientemente, la ROC forma parte del “Grupo Núcleo”, en el que junto a agencias estatales como CONAF y SUBPESCA, organizaciones civiles como la AvesChile, CODEFF, CEHUM, representantes de la Academia como la Universidad de Concepción y la Universidad Austral y organizaciones internacionales como Oikonos, Manomet y Audubon, tendrá el rol de asesorar el proceso que lidera el MMA.

Te invitamos a revisar el vídeo con el que el Ministerio del Medio Ambiente dió a conocer el inicio de la elaboración de la Estrategia Nacional de Conservación de Aves.





e bird
La Chiricoca
Facebook ROC